Buscar
  • informatique7814

Registros de morosidad

Las listas y registros de morosos son unos ficheros de datos, habitualmente automatizados, que reflejan los impagos de personas físicas y jurídicas. Hay diferentes empresas que elaboran este tipo de ficheros, que lo que hacen es informar sobre la solvencia patrimonial, pero sobre todo acerca de quién paga y quién deja de pagar sus deudas.

Son una herramienta habitual de bancos a la hora de determinar el riesgo de conceder un crédito. De esta forma, una persona inscrita en estos registros tendrá más dificultades para acceder a financiación porque se presupone que no es buen pagador.

Pero no sólo los bancos utilizan estos ficheros. Las empresas también suelen acceder a ellos para comprobar el estado de las cuentas de otras compañías o particulares con quienes hay posibilidad de realizar un negocio.

Para poder solicitar la inclusión de una persona en uno de estos registros se exige que se cumplan unas determinadas condiciones que se recogen en el Ley Orgánica de Protección de datos personales, en la normativa que la desarrolla y en las instrucciones de la Agencia de Protección de Datos.

En este sentido, para poder incluir a una persona en un fichero de morosos deben concurrir las siguientes condiciones:

  • La existencia previa de una deuda cierta, vencida y exigible, que haya resultado impagada.

  • El requerimiento previo de pago.

  • Que no exista ninguna prueba documental que contradiga los requisitos anteriores.

  • El acreedor o quien actúe por su cuenta deberá asegurarse de que concurren todos los requisitos exigidos en los apartados anteriores.

Además de una serie de requisitos, el proceso de inscripción en uno de estos ficheros también debe seguir un procedimiento con una serie de tiempos de espera. El titular del fichero está obligado a comunicar al interesado su inclusión en un plazo de 30 días y de no hacerlo, estaría incurriendo en una falta grave sancionable. Este plazo sirve también para que el moroso pueda modificar sus datos, bien porque la deuda no existe, porque la cuantía es diferente o cualquier otro supuesto (puede liquidar su deuda en dicho plazo para evitar la inclusión en el registro).





En España operan diversas empresas dedicadas a la gestión de ficheros de morosos. Las más conocidas son la a Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, más conocida como ASNEF-EQUIFAX, el Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI, que depende del Centro de Cooperación Interbancaria- CCI, Dun & Bradstreet, Experian Bureau de Crédito (Badexcug), el CIRBE o Central de Información de Riesgos del Banco de España y el Fichero de Inquilinos Morosos (FIM).


RECOA COLLECTION está integrada por profesionales especializados en la negociación amistosa, formados y apasionados en asegurar la eficacia del cobro de los impagados de sus clientes en España, Francia y a nivel internacional, contando además con un servicio jurídico compuesto por abogados especialistas en la recuperación de créditos.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo